¿Cómo hacer un viaje astral?

Experimentar un viaje astral requiere estar consciente de que todo está basado en la energía, y de que debes enfocarte en que esa energía va a estar encauzada en dejar por un momento el cuerpo físico.

¿Qué es el cuerpo astral?

El cuerpo astral es toda la energía que guardamos, es una especie de almacén en el que se acumulan los rasgos de nuestro carácter, las emociones y los sentimientos. Es el medio que nos permite sentir placer o dolor, es toda la sensibilidad que tenemos ante el mundo material y físico.

El cuerpo astral es un reflejo de las emociones que hemos acumulado, especialmente de las que no hemos resuelto y que se proyectan en nuestra forma de pensar y actuar. Contiene nuestra memoria, sentimientos y experiencia de vida. Es el albergue donde depositamos los prejuicios que han surgido por impresiones o condicionamientos, bien por información, copia de modelos, etc.

Mientras más desarrollemos nuestra consciencia y tengamos más conocimiento de nuestro ser interior, seremos mas conscientes de nuestras emociones para evitar que estas tomen el control, y de esa manera estaremos permitiendo que nuestro cuerpo astral evolucione.

¿Qué es un viaje astral?

Los viajes astrales son una forma de sueños en los que nos vemos fuera de nuestro cuerpo físico, o sea, vemos aislado nuestro cuerpo astral de nuestro cuerpo físico. Es la separación momentánea de ambos cuerpos que están unidos por un cordón de plata que nos ayudará a regresar.

Cuando experimentas un viaje astral puedes emerger de tu cuerpo y ver lo que hay a tu alrededor, precisar todos los detalles de tu habitación y al regresar sabrás que es real.

Para realizar un viaje astral debemos quedarnos dormidos de forma natural o inducida; la diferencia entre este y un sueño es que al sueño lo identificas, te das cuenta de que has estado soñando, pero el viaje astral ha sucedido y lo puedes comprobar al despertar.

Algunas personas sienten miedo, por no saber si el viaje astral puede ser peligroso.

¿Cómo hacer un viaje astral?

Pasos para hacer un viaje astral

Varios aspectos intervienen en los viajes astrales, como el alcohol, que constituye un obstáculo, mientras que la posición al dormir te puede ayudar, sobre todo si ubicas tu cabeza hacia el norte.

Lo primero es estar acostado, boca arriba o de lado, en un estado de relajación total. Para esto debes concentrarte y pensar solamente en tu respiración y en tu cuerpo; con los ojos cerrados sentir cada una de sus partes, hasta que llegue el momento en el que podrás mover mentalmente tus dedos aunque estén estáticos.

Debes visualizar, el entrecejo y la coronilla, donde se ubican el sexto y séptimo chacra (chakra del tercer ojo y chakra corona), una abertura en el cerebro, puede ser de cualquier forma, siempre que sea una puerta.

Manteniendo una respiración profunda y constante, intenta, con los ojos cerrados girar la mirada hacia atrás, como si estuvieras “viendo” algo hacia la espalda. En este punto debes sentir una rigidez corporal que empezará en los pies, aumentará y se extenderá por todo el cuerpo.

Después comenzará el viaje astral, levantándote de la cama, te separas de tu cuerpo mientras duermes. Para esto debes pensar en salir del cuerpo, podrás ver a través de tus párpados cerrados y visualizar una suave luz dorada, puedes oír algunos ruidos diversos y sentir algunos zumbidos.

Unos segundos después sentirás una serenidad, la luz será más tenue y ya no escucharás los sonidos. Es el momento de la conciencia dual, del desdoblamiento, de levantarte, alejarte progresivamente comprobar que estás a distancia del cuerpo físico.

Una vez así podrás andar por la casa, atravesar las paredes, visitar a tus familiares, verlos dormir, etc.

Para regresar del viaje astral dependerá de la forma en que decidas terminar, si de manera lenta y controlada o de forma brusca, en caso de que se interrumpa el viaje astral por algún elemento externo.

Lo ideal es regresar a la habitación, entrar serenamente sentarte en la cama sobre tu cuerpo físico hasta que estés unido a él. Cuando despiertes, podrás recuperar las sensaciones del cuerpo.

También te puede interesar conocer la verdadera historia del libro más peligroso de la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: