La verdad sobre el caso Roswell

Como uno de los episodios más recordados en la historia de la ufología, el Caso Roswell se dio a conocer a través de la investigación periodística “The Roswell Incident”, publicada en 1980.

La fama de este fenómeno se debe a una serie de casos sucesivos que aluden a la presencia de naves espaciales y extraterrestres en el Planeta Tierra. Con los años, numerosas personas han dado testimonio y han generados mitos alrededor del famoso caso. A continuación, algunas verdades sobre el Caso Roswell.

El primer caso

El 8 de julio de 1947, se emitió un comunicado a la prensa sobre la existencia de trozos de un “platillo volador” estrellado en el Rancho Foster y encontrado por sus propietarios. La granja quedaba a 70 kilómetros de distancia de la base aérea de Roswell.

Al día siguiente del suceso, la sede de la Octava Fuerza Aérea convocó a la prensa para exhibir el material y notificar que había sido un malentendido por parte del informe anterior. En la versión mostrada ese día, los materiales encontrados formaban parte de un globo aerostático de meteorología. Pronto la opinión pública acalló su voz al respecto y el caso quedó en el olvido.

El militar encargado en su momento, Jesse Marcel, declaró en entrevistas realizadas entre 1978 y 1980 que las piezas mostradas ante la prensa durante la conmoción de 1947 no eran las piezas originales recuperadas de la granja en Roswell. Según el militar, había recibido órdenes del General Ramey para apaciguar a los medios.

Existen entrevistas grabadas de Marcel explicando que el material encontrado en 1947 se asemejaba al metal, pero tan delgado como un envoltorio para paquetes de cigarrillos. Confesó que intentaron golpear el metal con un martillo para la herramienta rebotó sin causar daño alguno. Entre otras de sus explicaciones, comentó que además del “platillo volador” y sus restos, había un material con símbolos tallados en él, imposibles de descifrar porque parecían jeroglíficos.

La opinión de Marcel enfatizaba que en sus años sirviendo a los Servicios de Información en la aeronáutica militar, nunca había visto materiales de esa contextura, resistencia y forma. No se trataban resto de un misil ni de un avión, sino de algo “fuera de este mundo”.

Segundo evento

En mayo de 1959, la base aérea Walker de Nuevo México se vio envuelta en un accidente militar después de que un globo aerostático se estrellara. Varios civiles atestiguaron durante el rescate que entre tres soldados malheridos, uno de ellos se encontraba desfigurado con un golpe en la cabeza. El soldado Dan Fulgham fue descrito por los testigos como un ser con ojos abultados y una cabeza enorme, de color amarillenta.

Muchos se convencieron de que era un extraterrestre, pero luego se concluyó que su apariencia física se debía a la inflamación después del impacto de una viga de acero en su cabeza.

La verdad sobre el caso Roswell

El misterio continúa

En 1995, a punto de cumplirse 50 años desde el incidente del platillo volador, se emitieron imágenes de un cadáver extraterrestre en una presunta autopsia. El suceso inspiró a Hollywood para el rodaje de films como “Independence Day” y la serie televisiva icónica “Expedientes X”.

El investigador Javier Sierra se tomó años de estudio sobre el Caso Roswell, visitando la granja Foster en varias ocasiones, sin embargo, no pudo comprobar la existencia de los rollos con las imágenes del cadáver u obtener entrevistas oficiales con militares de la base aérea.

En su libro “Roswell: Secreto de Estado” Sierra confirma que las fuerzas inteligentes de Estados Unidos se esmeran por desmentir los fenómenos y mantener oculta la verdad sobre diversos tipos de contacto alienígena con los humanos.

Si quieres saber más, consulta qué es Oumuamua y qué es el Área 51.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: