Necronomicón: la verdadera historia del libro más peligroso de la humanidad

Lo que se tiene sobre el Necronomicón, son ideas creadas a partir de lo relatado por H.P Lovecraft en sus novelas, escritor que indagando se encontró con el libro original. El por qué este libro desapareció y se conoce sólo la verdad de Lovecraft, es por su contenido, se dice que trata la realidad de la historia mundial. Además, traía una serie de hechizos para manipular a los muertos, entrando así en un juego con el tiempo y el espacio.

Historia del Necronomicón

Lovecraft creó un universo de ficción a partir del Necronomicón o quizá también se inventó el libro para formar su historia, aún se desconoce la verdad absoluta sobre este enigma. Lo cierto es que logró alimentar la curiosidad y el morbo de sus lectores, así como el resto de personas que se enteraban de qué trataba el libro original. Muchas han sido las copias distribuidas simulando ser el Necronomicón real, todas formadas a partir de las ideas del escritor, quién se encargó de dar pistas al respecto.

Lo que no concuerda es que se dice que el Necronomicón no es fácil de digerir, no es sencillo cargar con el peso de la verdad cuando esta se oculta. Entonces ¿Cómo es que Lovecraft logró leerlo, contarnos y salir victorioso? O simplemente fue un genio que se lo inventó todo. De ser real, el escritor conocía el riesgo que corría al ventilar información de ese tipo, así que dejó más pistas sobre el autor y cuando fue escrito.

Necronomicón: la verdadera historia del libro más peligroso de la humanidad

Abdul Alzhazred

Su verdadero autor, fue un árabe que lo escribiría entre 700 u 800 d.C mientras estaba perdido en el desierto rojo y aprovechaba de estudiar ocultismo. A su libro le llamó Al Azif, las copias fueron escasas y poco después destruidas por su contenido, sin embargo, comenzó una larga reproducción y traducción del mismo. En 1,100 d.C se traduce al griego en San Pablo de Egipto, allí es donde se le da el nombre de Necronomicón.

Tiempo después, en 1211 d.C las copias en griego también se prohibieron y el patriarca de Constantinopla, Miguel IV ordenó que se deshicieran de ellas. Pero más tarde comienzan a aparecer traducciones en latín por Arnaldus de Villa Nova, se cree que éstas fueron basadas en la idea del libro original. En 1389 el papa Bonifacio sabía de la existencia del libro, así que prohibió todas sus versiones, lo cual no bastó para que corrieran algunas copias hasta Rusia. Una vez allá, permanecerían en resguardo de una biblioteca, así continuó Al Azif reproduciéndose y siendo destruido, lo demás que se sabe son especulaciones, pues se desconoce su paradero real.

El Necronomicón de Simón

Esta es una de las versiones más recientes que surgieron del Necronomicón, en 1977 por la editorial Avon Books donde el autor era identificado como Simón. El libro relataba parte de la mitología Sumeria y Babilonia, incluyendo criaturas, dioses y demonios, de alguna forma guardaba cierta relación con el original. Aunque el punto principal no era el mismo tema, en él se hacía mención a un árabe loco, y posiblemente lleva el mismo nombre para atraer público.

Motivos de su prohibición

Desde su aparición, se ha perseguido y destruido, quienes conocen verdaderamente de él aseguran que podría volver loco a cualquiera. No sólo eso, sino que en las manos erróneas se podrían poner a funcionar todas sus prácticas, causando un desequilibrio en la humanidad. Por eso, se mantiene la teoría de que ya no existe o ha pasado a ser un secreto de estado. Teniendo así que garantizar su resguardo, al mismo tiempo en que la verdad sigue a la mano de los más poderosas, pero no del público en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: