El Tarot celta

El tarot celta ofrece una nueva experiencia, no solo por las ilustraciones empleadas y el misticismo que lo rodea tomado de los Druidas, sino porque su jugada cambia por completo. Cada posición en la lectura de cartas conlleva un potente significado y una conexión entre sí. La estrecha relación con la naturaleza y seres mágicos que acostumbraban los celtas, ofrece una consulta diferente, así como detallada sobre la vida.

Este tipo de tarot se caracteriza por relacionarse con grandes fuentes de energía, entre la naturaleza y grandes entidades espirituales se ha formado una tirada especial. Se basa en un recurso importante para esta civilización y que se ha convertido en uno de sus símbolos de identidad, con la que se les conoce a nivel mundial. Con ella se despliegan varios caminos y posibilidades, que se abren paso en la mente del consultado, luego de eso, cualquier decisión correrá por cuenta propia.

La magia de sus cartas

Como muchas otras civilizaciones, los Druidas basaban su fe en la mitología, pero la reforzaban con el amor y creencia en la naturaleza. Le agradecían a menudo por todo lo que les ofrecía y la mayor parte de sus seres mitológicos son criaturas que viven entre los bosques, coexistiendo todos de forma armoniosa. La convivencia se daba con un balance entre el mundo mineral, animal y vegetal, de esta manera se formó el tarot celta, el cual tenía inicialmente 100 cartas.

Entre Arcanos Mayores y Menores, se aprecia su cultura, entorno y deidades, en las imágenes se nota una división por 5 ciclos distintos. Los mismos ciclos por los que pasaron: heroico, aventurero, mitológico, histórico y oceánico. Entre símbolos propios, colores, números romanos e idioma gaélico, se fue esparciendo a otros lares este gran y único tarot.

Por eso es de importancia que el tarotista conozca las cartas, para su debida interpretación, así como el consultado debe estar dispuesto a exponerse entre los seres mágicos. El tarot celta que se maneja actualmente, fue diseñado por Giacinto Gaudazi y Saverio Tenuta, un trabajo en conjunto creado con la idea de conservar el estilo tradicional.

Estructura del tarot celta

Se compone de 83 barajas entre las que se pueden apreciar hadas, cartas fundamentales, de poder, cartas de los ayudantes y de los antiguos. Los Arcanos Mayores se usan de forma frecuente, mientras que los Arcanos Menores de vez en cuando se sacan para complementar la lectura, dándole más firmeza a la interpretación. En los Arcanos Mayores, se pueden ver representaciones de sus deidades más importantes, los mismos que ilustran sus leyendas y forjaron su cultura. En los Menores, se deja ver un poco más la naturaleza amada que tanto es nombrada en su historia, con una imagen de cada pueblo celta.

El Tarot celta

Una tirada distinta

Es la tirada de Cruz Celta lo que hace particular al tarot celta, pues es una experiencia distinta, en ella se utilizan principalmente los Arcanos Mayores. Divididos en 5 grupos que representan los ciclos de los Druidas: heroico, oceánico, aventurero, histórico y mitológico. Además, entre los grupos se encuentran cartas de connotación positiva y negativa, que se especificarán en su debido momento.

Para formar la tirada de cruz celta, se dispone en el centro una carta de forma vertical, y la otra de forma horizontal, esta última encima de la primera. Alrededor de ellas, se extraen 4 cartas más, como si se tratase de puntos cardinales, una al norte, otra al sur, este y oeste. De lado derecho a esta formación, se pondrán 4 cartas más en columna o forma vertical, una debajo de la otra, a esa columna se le llama eje.

Toda esta tirada ofrece a ambos involucrados una experiencia bastante interactiva, que casi se guía por sí misma. Al final se extraen un total de 10 cartas de la forma explicada, siendo la primera una muestra del presente.

Significado por posiciones

Presente: posiciones 1, 3 y 5

Aunque cada una tiene un significado distinto, las tres forman parte del presente, son el elemento principal de la tirada, el sentir, la mente e inconsciente del consultado. La posición 1 es la base de todo el presente, la 5 es la mente o visión del mismo, y la 3 el inconsciente que actúa solo, pero con alguna razón.

Situaciones temporales: posiciones 2, 4 y 6

Estas posiciones están allí para aclarar el pasado, las situaciones fugaces del presente y hacia donde nos lleva el futuro cercano. La posición 2 muestra un poco más del presente, lo que se está lidiando en el momento y cómo. La 4 abre la puerta del pasado y sus reacciones, la 6 te da una idea del futuro y cómo afrontarlo.

Cómo llegar a una conclusión: posiciones 7, 8, 9 y 10

Este último grupo, define la lectura y consecuencias de acciones, la posición 7 da un indicio de la actitud con la cual se abordan las situaciones, así sabrás qué mejorar. La 8 da la percepción que tienen los demás sobre nosotros, en este caso de una forma mítica, sería como te ve el medio ambiente o la energía que irradias. La 9 te muestra las expectativas de todo según tu actitud, en la 10 ya se puede llegar a una conclusión de los hechos de acuerdo lo narrado previamente.

Especial mención a las expectativas: posición 9

Esta es una posición muy importante, porque una vez más, nos dice cómo es que las acciones y vivencias del pasado pueden condicionar nuestro futuro si así lo permitimos. La posición 9 muestra lo que esperamos y nuestros miedos hacia ello, según lo presentado en la posición central 4, parte del pasado. A partir de esto y después de las conclusiones dadas en la posición 10, tú eres quien tiene todo el poder sobre tu vida.

Consecuencias y conclusiones: posición 10

Esta última guarda una relación no sólo con la lectura entera, sino con tu presente, a través de ella podrás replantearte muchas cosas sobre tu vida. Sea un resultado esperanzador o no, tendrás la oportunidad de dar un vistazo a las consecuencias que puede tener tu presente en el futuro y sacar conclusiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: