El Tarot lunar

Este es un tarot inspirado en el tarot clásico, pero versionado para darle un nuevo enfoque, en este caso, su funcionamiento está ligado con las fases de la luna. La luna es de gran importancia por su influencia en todo lo que nos rodea, desde la naturaleza, pasando por los seres vivos y humanos. El peso que esta tiene en nuestro proceder y acciones está claro, así como las repercusiones en la naturaleza, por eso es un complemento perfecto en el tarot.

Dada la forma en la que la luna puede afectarnos, es importante escoger un buen momento para su lectura, pues estas barajas se diferencian por sus energías. El tarotista podría sugerirte el momento, pero más vale que sepas un poco sobre las fases lunares para que tengas conciencia de cuando acceder al tarot lunar.

La eficacia de la luna podemos presenciarla cuando notamos que algo afecta de forma colectiva, y te preguntas ¿Será que hay algo en el ambiente haciéndome sentir de esta manera?

¿Cómo funciona el Tarot lunar?

En la tirada del tarot lunar, aunque es similar al de Marsella, se usa solo 3 cartas, generalmente de los Arcanos Mayores, para que su interpretación sea más sencilla. Los Arcanos Mayores conectan mucho más con los sentimientos, las emociones rutinarias y son más fáciles de comprender, mientras que en los Arcanos Menores hay cartas más complejas.

Además, es una lectura que debe hacerse con cautela, tomando en cuenta no sólo la fase lunar, sino que esta afecta de forma distinta a cada persona. Hay individuos que desde que nacen son influenciados por la luna en cada cosa que hacen, mientras que a otras sólo les sucede en alguna etapa clave de su vida.

Todos esos detalles debe tenerlos en cuenta el adivinador, para obtener resultados provechosos y certeros. En el tarot lunar se debe tener cautela incluso en la posición de las cartas, de frente o invertidas, su mensaje será distinto. Cada fase se corresponde con cualquiera de los tres ciclos, pasado, presente y futuro, ya sea lejano o inmediato, en ese mismo orden, de izquierda a derecha.

La mejor forma de prepararse para una tirada del tarot lunar es despejando la mente, conserva sólo tus pensamientos positivos y buenas energías, para que fluyas con la luna. El ambiente también debe adecuarse, más vale que esté limpio, ordenado y tranquilo, acorde para que trasmita la paz necesaria.

El Tarot lunar

Diseño y origen

Las barajas de este tarot fueron creadas por Patrick Valenza, aunque pueden encontrarse otros diseños, las del autor son increíbles, con personajes que parecen formar un universo paralelo. Cada carta posee una ilustración alusiva a su simbología, con criaturas de rostro lunar y cuerpo humanoide, que evocan un misterio surreal. El artista también ha creado un libro, donde expone cada imagen y su significado, alegando que todo es un compilado de sueño de su infancia.

Cuando hacer una lectura, según las fases de la luna

En teoría, las fases lunares son 4 o al menos las más conocidas e importantes, sin embargo existente fases intermedias, que se dan entre cada cambio. Toda fase dura 7 días, en el transcurso vemos sus cambios, al final tenemos un total de 28 días para completar las fases y que estas comiencen a repetirse.

  • Luna Nueva o Novilunio: En esta fase la parte de la luna de cara a la tierra no se aprecia casi, aproximadamente un 1% de la misma, el resto está en penumbras. La otra cara que no apreciamos, está siendo iluminada por el sol, irónicamente aunque no la vemos, actúa más que nuca en el desempeño laboral y sentimental.
  • Luna Creciente: Comienza a apreciarse más, en un 3-34% se puede ver incluso durante el atardecer, ideal para consultas de amor, salud y sentimientos.
  • Cuarto Creciente: Podemos verla durante el día por la mitad, cuando cae el sol está en su punto alto, al igual que la fase anterior, otorga buenas predicciones en salud y amor.
  • Luna Gibosa Creciente: Ya se ha iluminado poco más de la mitad, en un 66-96% poniéndose al amanecer y llegando a lo más alto cuando anochece.
  • Luna llena o Plenilunio: Se deja ver de forma completa en su cara a la tierra, esto porque el sol le da directamente, podemos verla desde el atardecer, hasta que amanece. En la medianoche llega a su punto más alto, en esta fase puedes realizar una consulta cuando quieras y sobre cualquier ámbito, la luna está dispuesta para ti.
  • Luna Gibosa Menguante: Comienza a reducir su espectro de visibilidad a la tierra, viéndose al anochecer y muy alta en medianoche.
  • Cuarto Menguante: Al igual que cuarto creciente, veremos sólo la mitad contraria, se observa a partir de medianoche y más alta cuando amanece, podemos verla durante el día también.
  • Luna Menguante: Sólo veremos un pequeño fragmento de ella al pasar la medianoche, observándose más en la madrugada y por las mañanas, a partir de aquí en unos días es luna nueva. Durante esa luna comienza un nuevo ciclo, donde no es prudente realizar lecturas, porque la interacción es casi nula, a menos que sea referente a la salud.

Estructura del tarot lunar

Estas barajas se conforman con un total de 78 como de costumbre, con 21 Arcanos Mayores y 57 Arcanos Menores, siendo los Mayores quienes guardan más relación con los sentimientos. Por eso se explicó anteriormente lo importante que si los Arcanos Menores entraban en juego fuera por parte de un experto, ya que no es tan fácil de interpretar. De hecho, el tarot lunar se utiliza a menudo para complementar otras lecturas, debido a su complejidad, así comprueban qué tan cierta ha sido la anterior.

Arcanos Mayores

Están dispuestas en el mismo orden y mismos nombres que el tarot tradicional, del 0 al 21, lo que cambia en esta oportunidad son las ilustraciones siguiendo la línea creativa.

Arcanos Menores

Son divididos en cuatro grupos: Bastos, Copas, Espadas y Oros, cada carta perteneciente a un grupo tiene algún personaje con un elemento representativo del suyo (espadas, copas o cualquier otro).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: