El Planeta Ummo y los Ummitas

En la década de los 60 comenzó a gestarse un movimiento de creyentes en fenómenos como los Ovnis, y que se hacían llamar ufólogos, por el acrónimo UFO, que en inglés significa unidentified flying object, pero que en español sería un Objeto Volador No Identificado.

Fue esa legión de seguidores quienes dijeron haber sido contactados por los habitantes del Planeta Ummo, es decir, por los ummitas, seres que mediante cartas y documentos explicaron todo acerca de su civilización y forma de vida.

Según el mito, el Planeta Ummo es un exoplaneta; un planeta que está fuera del sistema solar, con características parecidas a la Tierra, las cuales quedaron definidas y descritas en los documentos que fueron divulgados.

Así mismo, grupos de personas siguen creyendo en estos seres, dicen haber descifrado el lenguaje de Ummo y tener detalles acerca de sus modos de vida. A continuación les contamos lo que serían estos seres, su planeta y su modo de vida.

Características del Planeta Ummo

  • El Planeta Ummo orbita alrededor de su estrella, conocida como la Wolf 424, ubicada en la constelación de Virgo, a una distancia de 14,4 años luz de la Tierra.
  • En las comparaciones que hacen los seguidores de esta “teoría” acerca del Planeta Ummo con respecto a la Tierra, sobre la base de los documentos que en su momento recibieron, están las siguientes semejanzas y diferencias:
    • La Tierra tiene un radio de 6.371 kilómetros, mientras que el radio del Planeta Ummo es de 7.252 kilómetros.
    • La gravedad en la Tierra es de 9.8 metros por segundo, y en Ummo es de 11.9 metros por segundo.
    • La presión atmosférica en la Tierra es de 1; en Ummo es de 2,6.

Los ummitas y su planeta

Al haber mayor gravedad en el Planeta Ummo, la densidad muscular y ósea de los ummitas es más elevada, es decir, los ummitas son más fuertes que los terrícolas.

La diferencia de presión atmosférica obliga a los ummitas a tener un período de readaptación en la Tierra; tal como los submarinistas cuando emergen a la superficie después de haber estado a grandes profundidades.

En Ummo los océanos ocupan 62% del planeta; tienen menos agua que en la Tierra, donde 71% de su superficie es agua.

En la Tierra el día dura 24 horas; en Ummo dura 30,9 horas, y el año ummita es de 229,5 días terrestres.

La vegetación en el Planeta Ummo es como la que tienen los países escandinavos, y los ummitas dicen tener auroras boreales, tanto o más que la Tierra y mucho más impresionantes.

El Planeta Ummo y los Ummitas

¿Cómo viven los ummitas?

Alrededor de 27% de la población en Ummo está ubicada en los grandes núcleos urbanos, mientras que más de 70% vive cerca del Ecuador.

En Ummo no hay distribución político-territorial, tal como está fragmentada la Tierra en una serie de países, sino que solo hay un país que es todo el planeta.

Para mantener un equilibrio demográfico los ummitas siguen algunas pautas como, cada pareja tiene libertad para procrear su primer hijo, pero el segundo hijo debe ser solicitado a un organismo de planificación, y por lo general se lo aprueban.

Tener un tercer hijo es inoportuno, y es muy raro que a una pareja se lo permitan, solamente por circunstancias especiales; un cuarto hijo no está permitido.

En Ummo todas las enfermedades físicas están erradicadas, los ummitas llegan a una edad avanzada con buen estado de salud; sin embargo, tienen una enfermedad neurológica degenerativa que produce el deterioro de la recepción telepática y dejan de emitir y percibir telepáticamente de manera correcta.

Esa enfermedad les hace perder la memoria y es una de las causas más comunes por la que los ummitas deciden morir, porque estos habitantes tienen la libertad de elegir hasta cuándo vivir, una especie de Eutanasia.

Cuando los ummitas sienten que no emiten nada telepáticamente, se dan cuenta de que ha llegado la hora, en ese momento entran en un estado de reflexión y cuando están preparados, los ordenadores de Ummo lo detectan, envían cargas de choque contra el cerebro que les produce la muerte de manera instantánea.

No te quedes sin leer estos otros artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: